Miércoles, 30 Enero 2013 12:53

La Hidra de las mil caras

Escrito por 
Valora este artículo
(7 votos)

En la mitología griega se distinguía entre las deidades celestes, que tenían su sede en el Olimpo, y los seres del inframundo, llamados espíritus ctónicos o telúricos, en alusión a que su guarida estaba bajo tierra, se cree que en algún lugar de lo que ahora es la Península de Anatolia. Buena parte de estos espíritus eran bestias inmundas y peligrosas, seres de pesadilla, cuya visión por un mortal significaba su muerte próxima, ya que estos seres eran por instinto asesinos despiadados. Algunos de ellos dieron un gran juego a los poetas clásicos a la hora de componer odas épicas. Quimeras, gorgonas y sirenas pueblan las historias mitológicas de Homero y sus seguidores.

Destaca entre todas ella la Hidra topeada, ser acuático con forma de serpiente policéfala, es decir, con varias cabezas, cada una de las cuales se alojaba al extremo de un largo cuello, siendo el total siempre en número impar. Era complicado enfrentarse a ella, porque cada vez que se le cercenaba un cuello para decapitar una de sus cabezas, ésta era sustituida por otras dos. Simpático bicho, cuyo apellido en su denominación en castellano "topeado", que parece adjetivo, no hace alusión a que tuviera el cuerpo con redondeles dibujados sobre un fondo uniforme de otro color. Tampoco a que se trate de un topo, en sentido literal, por ser animal subterráneo, telúrico; ni figurado, por ser un infiltrado en un grupo que le hiciera el juego a gente externa. Aunque esta última definición nos conviniera, porque a la criatura de la que quiero hablar en este escrito se le acusa con frecuencia de ser una rata, en el argot de las películas de Hollywood, y cada vez con más visos de ser una impugnación justa.

Topeado se refiere al topónimo, que no era otro que el lago Lerna, la guarida de la Hidra. Lerna es una región al sur de la ciudad de Argos, en el Peloponeso, donde existía abundante agua. El fondo del lago era una de las entradas al inframundo que la Hidra guardaba. De ella se decía que tenía el aliento venenoso, que sus palabras destilaban muerte. Fue educada por Hera, la mujer de Zeus y una auténtica Ángela Channing, la matriarca malvada de las aventuras olímpicas, que tan mal se lo hizo pagar a Hércules. Quizá la Hidra heredó de su madre la aversión por el héroe griego por excelencia, y ya explicaré más adelante lo que quiero decir con esto.

Todo esto deriva, el escrito me refiero, de dos sobresaltos sufridos por el madridismo este lunes, uno mucho más fuerte que el otro, es cierto, pero ambos cargados de un enorme simbolismo, como trataré de mostrar a continuación. Cronológicamente, el primero fue la edición de un video de Rubén Amón, en su blog del diario El Mundo, a modo de artículo periodístico oral, cargado de tópicos y refritos, que no olvidaba ninguna de las máximas del antimourinhismo y antiflorentinismo periodístico, hasta el punto de poder pasar por perfecto resumen de esta doctrina. Todo ello aderezado por citas supuestamente cultas, algunas mal encajadas, cuando no directamente fallidas, quizá para amedrentar al oyente, quitarle el resuello para poder articular una réplica ante tanto cinismo y tanta mentira. No sé si se trata de encargo directo de Don Pedro Jota. Ramírez, que últimamente encarga cosas de bastardos y chimpancés para su diario, o el hijo de Santiago Amón pensó por su cuenta que era lo indicado. Pero la alocución de don Rubén parece más que nada el alegato final ante el jurado de la defensa planteada esta semana por el diario Marca ante las acusaciones del presidente del Real Madrid. No pensaba hablar sobre el clip, porque me resulta enojoso hacerlo de alguien ligado por parentesco directo con el gran Santiago Amón, erudito al que se debe, por poner un ejemplo, el diseño de la  Bandera de la Comunidad de Madrid. Lo que le da a todo este embrollo un tono siniestro, preguntándome si no será que don Rubén ha equivocado la identidad del Saturno que denuncia en su discurso; y es el hijo quien quiere devorar el recuerdo de su padre, o la comunidad autónoma a su principal marca comercial en el mundo.

El otro sobresalto, claro está, es la intervención de Sara Carbonerodel lunes en la noche en el programa de Televisa, la Helena que Casillas ha conducido hasta el reino del Real Madrid, que cada día parece más una Troya a punto de ser devastada por los bárbaros griegos del oeste del Mar Egeo. Con su Príamo encarnado por Florentino Pérez, aparentemente estoico ante el sufrimiento de ver derruida su casa y su linaje. Con su Casandra encarnada en mi adorada Yihad tuitera, con el don de vaticinar los desastres por llegar, pero sin poder evitarlos. Tiempo ha que se nos advirtió de esta mujer, de su capacidad destructora, y algunos no quisimos hacer caso, seducidos por su encanto, un tanto envarada, eso es cierto, pero que quisimos leer como timidez y recato. Una mujer de belleza sin igual -bueno, no tanto, pero es por no fastidiar este tono, así como vibrante, que estoy consiguiendo darle al párrafo- que será nuestra perdición, que hará que la tierra se abra para que nos trague, que dará una causa, una excusa a nuestros enemigos para que nos hagan la guerra, para que nos derroten con la alianza de árbitros y comités, que en su vanidad y su ambición desmedidas hará que acabemos en el inframundo de la Segunda División, o quién sabe si en el averno de la Tercera Regional. Por ganas no será que deje de intentarlo.

En todo caso por un tardío intento del hombre de la casa de ser él quien lleve los pantalones, de disputárselos a su "novieta". No fueron ni 5 minutos de emisión, pero el daño fue terrible. Tardó más en maquillarse para ponerse delante de la cámara, probablemente, que en redactar las líneas que nos leyó cuando la enfocaban con el piloto encendido. Puro odio al club de su novio, puñalada en el costado del madridismo que, por venir de nuestra propia gente, eso pensábamos en nuestra ingenuidad, aun hará más daño, reforzará el discurso de quienes quieren destruirnos, con obras o con palabras, no sé si tan venenosas como las de esta Hidra de ojos azules en su rostro de periodista.

Con elegantes y mínimos movimientos de cabeza para agitar la melena, y con estratégicas caídas de ojos mientras habla, Sara nos informa en primer lugar de la lesión de Iker. Lo hace de una forma tan profesional, tan impersonal, que casi nos convence de que su trabajo está por encima de los padecimientos de su novio. En realidad a mí me convence del todo, no como postura ante la cámara sino como postura vital. Porque se me ha terminado de atravesar esta mujer quizá, pero tengo la impresión de que cuando trata de describir el lance con ese "Como sabéis, sufrió una... accidente fortuito durante el partido contra el Valencia en Mestalla, una patada involuntaria de su compañero Arbeloa...", ese titubeo que reflejo con puntos suspensivos en el trozo de su intervención extractado, durante el cual ella realiza un esfuerzo evidente para no pronunciar lo que está a punto de decir, con gesto particular de la mano, como si fuera un pulso contra sus verdaderas intenciones, al intentar retomar el hilo de su discurso, creo que es un momento en el cual bordea el abismo del escándalo.

Por si no fuera poco el que ha provocado no obstante. "Una", en femenino, artículo indeterminado apropiado para, por ejemplo, el vocablo "agresión". Este pequeño titubeo me da algunas pistas sobre cómo explicar algo que no logré entender durante el partido del Getafe: 1) El enfado de Iker, que en ningún momento habla con su defensa, con Álvaro Arbeloa, para pedir explicaciones o, más difícil, tratar de reducir la carga de la culpa en el defensa; 2) Iker tira con rabia los guantes al césped en un feo gesto, que no sé si tiene muchos precedentes, que no es habitual verlo en un portero en todo caso, como si estuviese más enfadado que dolorido. Tampoco se interesó mucho por Pepe cuando le mandó al hospital al inicio de la temporada en una salida a tontas y locas, y se lo llevó por delante como quien derriba una tapia porque se interpone en nuestro camino. Más bien por él mismo, como tratando de demostrar que la peor parte se la había llevado él. Y eso creímos hasta que en el descanso el portugués fue sustituido; 3) No vi en ningún momento que Arbeloa y Casillas hablaran. Puede que lo hicieran luego, pero desde luego en los minutos inmediatamente posteriores al lance ni siquiera hubo acercamiento entre ellos. ¿Es la relación de Iker con sus compañeros tan buena como se nos quiere hacer creer? ¿Es realmente su capitán, el líder del grupo? ¿No será el portero, y no el entrenador, quien empieza a verse aislado en el vestuario? Hubo tramos en la Liga en que se le vio claramente abatido, desligado incluso algunas veces de los lances de juego durante los partidos, sin diálogo con los compañeros más próximos en el campo. ¿Es Álvaro Arbeloa persona non grata también para Sara Carbonero, como Mourinho y Cristiano Ronaldo, y su novia Irina, que sepamos hasta ahora? Luego nos habla de Diego López: "A rey muerto, rey puesto [...] Le gusta a Mourinho, y se lo han traído". Más que rey muerto, veo a Iker como príncipe destronado, porque para mí que en algunos aspectos, en lo profesional al menos, es como si no hubiera llegado a la mayoría de edad y siguiera siendo un niño, casi infante más que príncipe.

Es tras estas dos noticias del día a día del club, la operación de Iker en su mano y el fichaje de un ex-canterano para suplir su baja, cuando llega la tormenta eléctrica, el tifón mejicano. Tras ser preguntada por el presentador de Televisa, Sara nos informa de que "Se 'produció' [sic] la otra noticia del día. Comida de capitanes, como suele hacer el Madrid. A Florentino Pérez le gusta... pues comer con Iker Casillas y Sergio Ramos, en este caso, para charlar de diferentes asuntos...". Y tras patear al diccionario y la gramática en la introducción al tema, pasó directamente a patear al Real Madrid. Es llamativo que, tras tratar Marca desesperadamente durante toda la semana pasada de desmarcarse del vocablo que ellos mismos habían utilizado en Internet, me refiero a "ultimátum", Sara Carbonero lo rescate para describir la famosa portada: "Iker y Sergio habrían puesto contra las cuerdas al propio presidente, le habrían dado un ultimátum, pidiéndole que eligiera entre ellos o el entrenador, José Mourinho. Incluso le dijeron a Florentino una lista de jugadores que no continuarían de seguir el portugués". La señorita Carbonero no sólo devuelve la discusión al lugar de donde la prensa intenta sacarla tras admitir su error, por ser lugar resbaladizo para sus intereses, sobre todo legales, el terreno de los chantajes y ultimátums, sino que  empeora la situación afirmando que los capitanes habrían arrinconado contra las cuerdas a su presidente, al que habrían detallado la lista de amotinados. Así que, según la periodista, Florentino Pérez tendría conocimiento de los desertores del proyecto. Es una versión ampliada de lo que ya conocíamos. De lo que deducimos que, una de dos: o bien Sara Carbonero hace pésimamente su trabajo, esto es, informar de forma fidedigna; o, por el contrario, sabe más que nadie, por ser la fuente del soplo, el origen de la filtración que tanto daño ha hecho a su novio.

Después de volver a utilizar para describir la escena de la charla tras la comida con otro vocablo peligroso, este incluso calificado como delito en el Código Penal, concretamente "chantaje", nos describe la comparecencia de Florentino ante la prensa: "Muy enfadado vimos al presidente, bastante nervioso también. Algo que aquí nos hace pensar que el clima dentro del vestuario, como todos sabéis, no es bueno. De ahí a que haya habido un chantaje, pues pensamos que no, que no ha habido ese chantaje. Lo que sí es vox populi es que los jugadores para nada comulgan con su entrenador. Ahora mismo hay división en el vestuario, y habrá que esperar a final de temporada para ver lo que ocurre, si Mourinho finalmente se va, porque tiene muchos frentes abiertos". Y toda esta parrafada sin apenas respirar, que por un momento llegamos a pensar que se ahogaba de pura ansiedad por salirse con la suya, como el niño de "Astérix en Hispania". Negaba ahora la existencia del chantaje cuando antes no había tenido ningún empacho al hablar de ultimátum y arrinconamiento contra las cuerdas. La señorita Carbonero debe pensar que "Semántica" es el gentilicio de Salamanca entre semana, que ya para el fin de semana "para nada" procede y hay que usar ese otro que suena como a marisco. Y no le importa desdecir a su propio "chico" hablando de divisiones, desentendimiento del entrenador y el deseo de la plantilla de que se marche.

Me imagino a Mourinho volviendo a solicitar a Ramos -esta vez por teléfono por ser ya las tantas de la madrugada tras el escándalo de la Saritísima- que le asegure que nada hubo de lo que se habla, ya que la novia del Capitán Fletcher Christian corrobora la versión del Marca. Y ante la incredulidad de Sergio, que quizá estuviera dormido cuando sonó su móvi, -vamos a pensar bien, que estaba descansando ya para estar al día siguiente a tope en los entrenamientos-, el propio Capitán Bligh le habría hecho encender el PC para buscar el clip en Youtube. Ya sabemos todos, la gente de Televisa también, que cuando se materializa el motín en la Bounty, es la chica haitiana del oficial amotinado quien se hace con los mandos del barco, hasta que su chico reacciona, sumido como está en la melancolía de haber incumplido su juramento con la Marina Británica, haber traicionado a su amigo íntimo, William Bligh, y haber destruido su aureola de adalid del buenismo y los discursos neutros para quedar bien con todos. Gran símil sería el que acabo de proponer si Casillas fuera tan buen actor como Errol Flynn, Clark Gable, Marlon Brando o Mel Gibson, aquellos que han encarnado al personaje en las diferentes versiones cinematográficas del incidente. Pero cada vez nos engaña menos, y tras sus palabras neutras se adivina cada vez de forma más clara toda esa ambición que le impulsa en cada momento y que con el entrenador actual cree que no podrá ver satisfecha. No es un complot de sobremesa, por lo que vemos, sino más bien uno de cama. Y quien empieza a ver peligrar su continuidad en el Real Madrid es quien es común a ambos escenarios.

La alocución de Rubén Amón, que ya dije antes que mi intención primera fue obviarla, por poco original y por razones sentimentales, la he rescatado porque algunos de los símiles que usa me parecen interesantes. Para empezar el título: "Saturno y Mourinho". Imagina el señor Amón que se dirige a un público avisado, pero quizá no esté demás aclarar que al nombrar al dios Saturno y tratar de compararlo con Mourinho, se refiere al mito pintado por Rubens y Goya, entre otros. Saturno, conocido como Cronos por los griegos, devora a sus hijos según son paridos por su esposa Rea, por miedo a ser destronado por ellos. Al tratarse de una medida atroz, pero constante, a ejecutar de forma regular en el tiempo cada vez que uno de sus vástagos llega al mundo, el crimen reiterado de Cronos pasa a ser una alegoría del paso del tiempo, convirtiéndose el dios en quien lo rige. El mito ha sido objeto de análisis por muchos pensadores, por los expertos en diversas ciencias. Para los psicoanalistas, Freud a la cabeza, representa el miedo a la impotencia. Saturno devoraría a su hijo por temor no sólo a ser destronado, sino sustituido en su cama por alguien más capaz, más vigoroso. Quizá no sea casual que Goya represente a Cronos con, lo que se adivina sólo por el uso del claroscuro, un sospechoso vacío en la entrepierna. Esta posible interpretación se ve refrendada por el hecho de que, en la quinta del sordo, el fresco que nos ocupa compartiera estancia con la representación de "Judith matando a Holofernes", en la que Goya narra como la joven y hermosa judía seduce al caudillo extranjero que trata de invadir Israel, y tras emborracharlo lo decapita. Si Cronos asesina a sus hijos por temor a su potencia viril, Judith se sirve del exceso de Holofernes para cometer su crimen. En un caso, la lujuria es el móvil y en el otro el arma homicida. Y viene todo esto a colación porque el señor Amón ha creído oír campanas, el golpe del hacha del verdugo, y al hablarnos de decapitaciones se ha equivocado de judía, y en vez de Judith nos ha citado a Salomé. Aunque su equivocación nos será provechosa a la postre.

Por otro lado, no parece el mito de Saturno el más adecuado para describir el proceder y la psicología de Mourinho, al que no se le adivina esa mirada extraviada, enloquecida, casi sin expresión en los ojos, que parecen de pez, de tiburón tras avistar a la presa, que vemos en el dios patricida. Sería más bien una rebelión en los hijos, la que llevaría a Zeus a liderar el Olimpo la que se nos ha narrado desde Unidad Editorial, cuya gente especializada en deportes ha surtido al señor Amón de tópicos y afirmaciones recurrentes cuando se habla de Mourinho. Ya se sabe que la máxima de AS y Marca es que "Una afirmación repetida hasta la saciedad pasa a ser cierta. Y si no cuaja en la mente de los lectores, nos desdecimos para poder afirmar lo contrario y en paz, que no pasa nada. Vergüenza sólo ante un descenso en las audiencias". Insisto en lo que ya dije cuando comenté el escrito del antropólogo, Mou no tiene necesidad de buscar el liderazgo de la manada, muchos menos tratar de retenerlo. Lo tiene desde que se le asignó el puesto de entrenador. Es precisamente liderazgo lo que le sobra, por carácter y por contrato. Y si el señor Amón interpreta dos suplencias como canibalismo, no quiero pensar lo que opinará de un despido, eso que se cierne sobre la cabeza de tantos periodistas y columnistas como una espada de Damocles y les impele a ser tan dóciles con la línea editorial del medio en el que trabajan y con sus necesidades en cada momento. Es curioso ver qué bien se ajustan a las circunstancias del momento últimamente las columnas de opinión de algunos opinadores de la prensa, supuestamente independientes. Y mira que me gusta este cuadro de Goya, le agradezco al señor Amón que me dé excusa para decir cuatro cositas sobre él. Confieso que cuando iba de niño al Museo del Prado con mi padre eran pocas las obras que me sacaban del marasmo. Una de ellas, la principal, esta pintura negra, tan poderosa, que transmite tantas emociones a quien la contempla. Extraerlas de la música me era fácil, lo es para todos en general. Pero la pintura fue durante buena parte de mi vida una vía muerta hacia el camino de los sentimientos. Los demás lienzos y tablas me dejaban frío. "Saturno devorando a un hijo" me estremecía por dentro. Esos ojos del dios, que luego descubriría en los de los mamelucos y los majos madrileños en "El dos de mayo", son la expresión del Horror. Ese del que le hablaba el Coronel Kurtz en "Apocalypse Now" a Willard, al final de su misión. La que solicitó y le acabaron concediendo. Por sus pecados, para que pudiera expiarlos por otros aun peores en el corazón de las tinieblas. Decididamente la película participa del espíritu enigmático y aterrador de las Pinturas Negras de Goya.

En fin, nos dice Rubén Amón que el fin de régimen que vaticina para el Real Madrid, la caída del entrenador y, con él, la de un Florentino rehén del proyecto, se ejemplifica en la figura del entrenador devorando a sus propios hijos, y entiendo que el periodista no ha entendido el cuadro, porque Saturno no devora a sus hijos para propiciar un cambio sino para que el tiempo transcurra plácidamente en un Cosmos en equilibrio. Este es más bien el juego de la prensa, que engendra constantemente nuevos proyectos para el equipo, que induce a los sucesivos presidentes del club, cuya llegada ella misma propicia, a que procedan a la contratación de otro entrenador distinto, que luego se encarga de devorar en sus portadas. Para que nada cambie, para que siempre haya debate, sea quien sea quien venga, para mostrarse por encima del desastre que el club genera a partir de sus propias propuestas. Las de la prensa, que jamás está satisfecha aunque se pongan en práctica sus demandas. Porque la aprobación obliga a la aquiescencia, al buen trato, y la prensa se siente más a gusto aplicando castigos, que generan movimiento en la actualidad sin necesidad de que nada cambie en la trastienda. La mirada enloquecida de Saturno la adivino con mayor claridad en algunas portadas y contenidos de los diarios, que en los ojos de Mourinho, cuyo recuerdo en sus ex-jugadores siempre es positivo. Tantos fueron los jugadores que a sus órdenes, lejos de ser devorados, crecieron extraordinariamente en su juego, que el símil planteado por el señor Amón se me antoja torpe por precipitado. Urgía añadir dos o tres ideas culteranas a su speech y con ellas fuimos hasta el final, que a ver quién es el guapo que se atreve a refutarlas al hijo de don Santiago, cabeza preclara y enciclopédica, que parecía saberlo todo, todos los datos e interpretarlos mejor que nadie para extraer conocimiento.

Rebatiría una por una sus frases, pero ya digo que son refritos de cosas que ya hemos leído y oído, no me parece que merezca la pena. Sí que acabaré mencionando el otro símil, aun más forzado que el del mito de Saturno, pero que me parece pertinente para este escrito. Me refiero al de Salomé. Compara Rubén Amón a Mourinho con la hija de Herodías, la amante del rey de Judea, Herodes Antipas, y por tanto su hijastra. El rey deseaba tanto a la madre como a la hija, una consentida. Más bien bastante más a la segunda que a la primera. Me pregunto por qué tendrá predilección el periodista por las historias incestuosas, por lo truculento. Será lo que le inspira Mou en su tierno corazón anti-madridista. Herodes le daba todos los caprichos a la niña, buscando en este proceder el objetivo que es fácil adivinar. Y ésta, aburrida de los halagos y los regalos, decidió pedir al rey, su amante, algo verdaderamente excitante: la cabeza de san Juan Bautista, preso de Herodías. Éste accedió a pesar de estar en contra, por pura lujuria. Una vez más este impulso como motor de los símiles que se nos plantean. Y por ejemplos de decapitaciones recientes solicitadas por Mourinho para eliminar cualquier atisbo de resistencia, se nos citan, por este orden: "La sabiduría de Valdano, la sonrisa de Canales y el liderazgo de Casillas". ¡Ahí es nada! Casi suena a chiste. Ocurrencia es desde luego. Lo que es posible con la sabiduría de Valdano, profesional del fútbol que sólo es capaz de sobrevivir en aquellos trabajos en que únicamente importa la labia, todos lo tenemos claro. Lo que es capaz el liderazgo de Casillas, basta para saberlo con recordar quién lleva los pantalones del pijama en su cama. En cuanto a la sonrisa de Canales reconozco estar despistado en cuanto a qué poderes tiene y qué tipo de rebelión puede generar, salvo en las hormonas de las adolescentes aficionadas al fútbol por motivos equivocados. Si hay alguna Salomé en la sala, quiero decir, en este escrito, no es otra que Sara Carbonero, nuevamente, a quien no importa decapitar la carrera profesional de su novio en aras del crecimiento exponencial de la suya, que no le importa desdecir los comunicados de aquél con sus informaciones. Si hubiera demanda del Real Madrid por difamación a Marca, no tenemos claro si la señorita Carbonero actuaría como testigo de la acusación o la defensa. O más bien sí. Si Casillas es un bautista decapitado, la autora del crimen no es otra que Sara Carbonero, que seguramente tardaría más en maquillarse para estar guapa en el ajusticiamiento que en perpetrarlo.

Hidra topeada o Hidra de Lerna, Helena de Troya, carilinda de la prensa de cabeza hueca, anuncio de Pantene andante, Judith de Iker, Salomé de Casillas, el Bautista... Mil disfraces, mil rostros, mil cabezas tiene la bestia, que nos gustaría cortar una por una, por mero disfrute y para ver tan siquiera si de una vez le brota una al menos que sea respetuosa con el madridismo, con el segundo hogar de su novio desde que tenía 9 años. Entre su cama, donde ella lo trata, una vez se levanta para iniciar la jornada, y la ducha del vestuario, transcurre la parte de su jornada que a nosotros nos concierne. No queremos saber de ella. Creo que es evidente que su profesión, como ella al menos la entiende, choca directamente con la de su pareja. Le está perjudicando gravemente. Lo de ayer difícilmente tiene una vuelta atrás. Los días de Iker en el Real Madrid como ídolo indiscutible han acabado, y no sólo como hasta ahora entre los más críticos. El descontento empieza a ser generalizado. Suerte tiene de estar lesionado y no tener que pisar mañana el césped del Bernabéu. Fortuna o cálculo, que hasta en eso empieza a haber margen para la duda, si la de ayer de Sara Carbonero fue una agresión verbal al club en toda regla o una mera patada fortuita.

La muerte de la Hidra fue el segundo de los doce trabajos encomendados por la Sibila de Delfos a Hércules. Y ya sabemos quién es el Heracles de los nuestros, quién corre más veloz y chuta con más fuerza. A base de goles es como habrá de callar el héroe merengue. Ese al que ella tachara de prepotente y egoísta. Su discurso morirá a sus manos o, si se prefiere, a sus pies. Y también con el correr del tiempo. Cronos seguirá devorando a sus hijos, probablemente también a esta starlet del momento, y llegará la hora en que sepamos qué frentes son los que tiene abiertos Mourinhos en el vestuarios, a lo mejor sólo uno, y quiénes permanecen el año que viene. Lo mismo hay sorpresas. Lo mismo nos las glosa el hijo de Amón.

Saturno y Mourinho - Santiago Amón

Visto 3343 veces
Luis Felipe Muñoz

Madrileño de Chamberí, que aún hay clases. Madridista, con un plus de sangre portuguesa. De la quinta de Mou. Venga, que me vengo arriba con este último dato. Ingeniero de Montes. Me gustan los libros, incluso leerlos, incluso los míos, el cine y el fútbol. Pero no me pregunten de estos temas, que aún soy alumno.

Inicia sesión para enviar comentarios

Opinión

  • Cibeles Shore +

    Tengo que confesarlo: me dan un asco tremendo las celebraciones en Cibeles. Pero asco con todas las letras, Read More
  • El tal Míchel +

    Conocí al tal Míchel personalmente en el verano de 1997. Para mí, en aquella época un simple becario Read More
  • Entiéndelo tú +

    Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, la humildad es la virtud que consiste en Read More
  • La contracrónica: Ahí arriba nos necesitan +

    Yo, que estoy deseando ahora mismo que la tierra tire de mí hacia abajo y me esconda eternamente, Read More
  • No todo es malo: Keylor ha vuelto +

    Los números siguen siendo favorables al Real Madrid, puede incluso conceder un empate en los seis partido que Read More
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Mis datos

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

a) Utilización de Cookies y Web Bugs por las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan ¨Cookies¨, y otros mecanismos similares (en adelante, Cookies). Las Cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar las actividades del Usuario en una web determinada o en todas las webs, apps y/o servicios de las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING (en adelante, los Servicios). La primera finalidad de las Cookies es la de facilitar al Usuario un acceso más rápido a los Servicios seleccionados. Además, las Cookies personalizan los Servicios que ofrece las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING, facilitando y ofreciendo a cada Usuario información que es de su interés o que puede ser de su interés, en atención al uso que realiza de los Servicios.

 

 

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan Cookies para personalizar y facilitar al máximo la navegación del Usuario. Las Cookies se asocian únicamente a un Usuario anónimo y su ordenador y no proporcionan referencias que permitan deducir datos personales del Usuario. El Usuario podrá configurar su navegador para que notifique y rechace la instalación de las Cookies enviadas por las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING, sin que ello perjudique la posibilidad del Usuario de acceder a los Contenidos. Sin embargo, le hacemos notar que, en todo caso, la calidad de funcionamiento de la página Web puede disminuir.

 

 

 

Los Usuarios registrados que se registren o que hayan iniciado sesión, podrán beneficiarse de unos servicios más personalizados y orientados a su perfil, gracias a la combinación de los datos almacenados en las cookies con los datos personales utilizados en el momento de su registro. Dichos Usuarios autorizan expresamente el uso de esta información con la finalidad indicada, sin perjuicio de su derecho a rechazar o deshabilitar el uso de cookies.

 

 

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING también utiliza Web Bugs, que son imágenes diminutas y transparentes insertas en los emails. Cuando el Usuario abre el email, esta imagen se descarga junto con el resto del contenido del email y permite conocer si un email concreto ha sido abierto o no, así como la dirección IP desde la que se ha descargado. Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan esta información para obtener estadísticas y poner realizar estudios analíticos sobre la recepción de sus emails por parte de los Usuarios.

 

 

 

b) Tipología, finalidad y funcionamiento de las Cookies:

 

Las Cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en Cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando el Usuario cierra el navegador. Las segundas expiran en función cuando se cumpla el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que el Usuario se mantenga identificado en los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING) o bien cuando se borran manualmente.

 

 

 

Adicionalmente, en función de su objetivo, las Cookies puedes clasificarse de la siguiente forma:

 

 

 

COOKIES DE RENDIMIENTO: Este tipo de Cookie recuerda sus preferencias para las herramientas que se encuentran en los Servicios, por lo que no tiene que volver a configurar el servicio cada vez que usted visita. A modo de ejemplo, en esta tipología se incluyen:

 

 

 

  • Ajustes de volumen de reproductores de vídeo o sonido.
  • Las velocidades de transmisión de vídeo que sean compatibles con su navegador.
  • Los objetos guardados en el “carrito de la compra” en los Servicios de E-commerce tales como tiendas.

 

 

 

COOKIES DE GEO-LOCALIZACIÓN: Estas Cookies son utilizadas para averiguar en qué país se encuentra cuando se solicita un Servicio. Esta Cookie es totalmente anónima, y sólo se utiliza para ayudar a orientar el contenido a su ubicación.

 

 

 

COOKIES DE REGISTRO: Las Cookies de registro se generan una vez que el Usuario se ha registrado o posteriormente ha abierto su sesión, y se utilizan para identificarle en los Servicios con los siguientes objetivos:

 

 

 

  • Mantener al Usuario identificado de forma que, si cierra un Servicio, el navegador o el ordenador y en otro momento u otro día vuelve a entrar en dicho Servicio, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse. Esta funcionalidad se puede suprimir si el Usuario pulsa la funcionalidad “cerrar sesión”, de forma que esta Cookie se elimina y la próxima vez que entre en el Servicio el Usuario tendrá que iniciar sesión para estar identificado.

 

 

 

  • Comprobar si el Usuario está autorizado para acceder a ciertos Servicios, por ejemplo, para participar en un concurso.

 

 

 

Adicionalmente, algunos Servicios pueden utilizar conectores con redes sociales tales como Facebook o Twitter. Cuando el Usuario se registra en un Servicio con credenciales de una red social, autoriza a la red social a guardar una Cookie persistente que recuerda su identidad y le garantiza acceso a los Servicios hasta que expira. El Usuario puede borrar esta Cookie y revocar el acceso a los Servicios mediante redes sociales actualizando sus preferencias en la red social que específica.

 

 

 

COOKIES DE ANALÍTICAS: Cada vez que un Usuario visita un Servicio, una herramienta de un proveedor externo (Omniture, Netscope, Comscore y similares que podrán añadirse a este listado en caso de que varíen en relación con los actuales) genera una Cookie analítica en el ordenador del Usuario. Esta Cookie que sólo se genera en la visita, servirá en próximas visitas a los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING para identificar de forma anónima al visitante. Los objetivos principales que se persiguen son:

 

 

 

  • Permitir la identificación anónima de los Usuarios navegantes a través de la “Cookie” (identifica navegadores y dispositivos, no personas) y por lo tanto la contabilización aproximada del número de visitantes y su tendencia en el tiempo.
  • Identificar de forma anónima los contenidos más visitados y por lo tanto más atractivos para los Usuarios
  • Saber si el Usuario que está accediendo es nuevo o repite visita.

 

 

 

Importante: Salvo que el Usuario decida registrarse en un Servicio de DIGITAL SPORTS CONSULTING, la “Cookie” nunca irá asociada a ningún dato de carácter personal que pueda identificarle. Dichas Cookies sólo serán utilizadas con propósitos estadísticos que ayuden a la optimización de la experiencia de los Usuarios en el sitio.

 

 

 

Más información sobre la política de privacidad de estas herramientas en:

 

 

 

 

COOKIES DE PUBLICIDAD: Este tipo de “Cookies” permiten ampliar la información de los anuncios mostrados a cada Usuario anónimo en los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING. Entre otros, se almacena la duración o frecuencia de visualización de posiciones publicitarias, la interacción con las mismas, o los patrones de navegación y/o comportamientos del Usuario ya que ayudan a conformar un perfil de interés publicitario. De este modo, permiten ofrecer publicidad afín a los intereses del Usuario.

 

 

 

COOKIES PUBLICITARIAS DE TERCEROS: Además de la publicidad gestionada por las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING en sus Servicios, las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING ofrecen a sus anunciantes la opción de servir anuncios a través de terceros (“Ad-Servers”). De este modo, estos terceros pueden almacenar Cookies enviadas desde los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING procedentes de los navegadores de los Usuarios, así como acceder a los datos que en ellas se guardan.

 

 

 

Las empresas que generan estas Cookies tienen sus propias políticas de privacidad. En la actualidad, las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan la plataforma Doubleclick (Google) para gestionar estos servicios. Para más información, acuda a http://www.google.es/policies/privacy/ads/#toc-doubleclick y a http://www.google.es/policies/privacy/ads/

 

 

 

c) Cómo deshabilitar las Cookies y los Web Bugs en los principales navegadores:

 

Normalmente es posible dejar de aceptar las Cookies del navegador, o dejar de aceptar las Cookies de un Servicio en particular.

 

 

 

Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de Cookies. Estos ajustes normalmente se encuentra en las ‘opciones’ o ‘Preferencias’ del menú de su navegador. Asimismo, puede configurar su navegador o su gestor de correo electrónico, así como instalar complementos gratuitos para evitar que se descarguen los Web Bugs al abrir un email.

 

 

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING ofrecen orientación al Usuario sobre los pasos para acceder al menú de configuración de las cookies y, en su caso, de la navegación privada en cada uno de los navegadores principales:

 

 

 

  • Internet Explorer: Herramientas -> Opciones de Internet -> Privacidad -> Configuración.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Microsoft o la Ayuda del navegador.

 

  • Firefox: Herramientas -> Opciones -> Privacidad -> Historial -> Configuración Personalizada.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Mozilla o la Ayuda del navegador.

 

  • Chrome: Configuración -> Mostrar opciones avanzadas -> Privacidad -> Configuración de contenido.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Google o la Ayuda del navegador.

 

  • Safari: Preferencias -> Seguridad.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Apple o la Ayuda del navegador.

 

 

 

d) Qué ocurre si se deshabilitan las Cookies:

 

Algunas funcionalidades de los Servicios quedarán deshabilitados como, por ejemplo, permanecer  identificado, mantener las compras en el “carrito de la compra” en un Servicio de e-commerce, recibir información dirigida a su localización o la visualización de algunos vídeos.

 

 

 

ACTUALIZACIONES Y CAMBIOS EN LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD / COOKIES:

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING pueden modificar esta Política de Cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a los Usuarios que la visiten periódicamente.

 

 

 

Cuando se produzcan cambios significativos en esta Política de Cookies, se comunicarán a los Usuarios bien mediante la web o a través de correo electrónico a los Usuarios registrados.